miércoles, 22 de noviembre de 2017

Uno de los últimos jardines románticos. El Jardí de Santos, en Penàguila.




"A la sombra de Aitana surge Penàguila entre olivos y almendros"


Pasear por los senderos del Jardín y sentarse a escuchar el sonido del agua en la Alberca son momentos inolvidables.

El otoño es una época preciosa para recorrer algunos de los pueblos de las montañas de Alicante, el pueblo de Penàguila se encuentra rodeado de montañas, por un lado la Sierra de Aitana, un conjunto montañoso cuyo pico se alza a unos 1558 msnm. y por otro la Sierra de Penàguila y la Serrella.

El clima que nos acompaña en esta zona en otoño es suave y el paisaje nos ofrece una luminosidad especial, los tonos ocres los vamos viendo salteados con los verdes más intensos, no es un otoño de postal como nos encontramos en los bosques europeos caducifolios, en los bosques del norte, con sus hojas caducas formando alfombras de tonos rojizos, dorados y ocres, el del mediterráneo es más bien un bosque adormecido esperando a la primavera.

El bosque mediterráneo tiene otras características, se llena de  pequeños frutos otoñales que adornan sus arboles, también pierden sus hojas pero no tanto como para quedar despojados de hojas, timidamente nos avisan que poco a poco llega el invierno, una época de heladas y de aletargarse. El sotobosque mediterráneo no tiene el esplendoroso cambio de tonalidades de los bosques del norte pero sus matices cromáticas más suaves también nos llenan de belleza todo el paisaje.

La Alberca o Estanque rectangular está rodeado de parterres con setos recortados

Penàguila se encuentra al norte de la provincia de Alicante en la comarca de L'Alcoià y es uno de los pueblos que ha sabido conservar parte de su patrimonio, sus tradiciones y su historia en detalles que nos recuerdan su origen musulmán (todavía quedan vestigios de sus antiguas murallas y alguna torre) también de su conquista cristiana por Jaume I y de su posterior nombramiento como villa real con derecho a voto en las Cortes.

Todo su pasado, su historia, marcará una impronta en el carácter y en algunas de la construcciones que denotan el florecimiento en una época determinada de la Villa, como es el caso de la edificación del Jardín de Santos en Penàguila, que como una "rara avis", despunta entre todas las demás construcciones y nos llama la atención por su arquitectura,  por la riqueza botánica que atesora y por la belleza estética y paisajista que destaca para la época.

La Alberca o estanque rectangular que nos recuerda sus influencias árabes

El Jardín de los Santos podría decirse que es uno de los últimos jardines románticos concebidos con diferentes influencias como la árabe, la renacentista o la romántica según algunos estudiosos. También podemos apreciar el nivel cultural de la rica familia hacendada. La construcción fue una idea de D. Joaquín Rico i Soler, hijo de una acaudalada familia y abogado, junto con su amigo el pintor Antonio Cabrera que concibieron el diseño de un jardín al estilo neoclásico en una finca rustica que tenía la familia de Joaquín en Penàguila. El hacendado Joaquín Rico era un enamorado de la naturaleza y visitó infinidad de jardines antes de la construcción del mismo.

En el año 1816 nace Joaquín Rico i Soler hijo de una de las familias más acaudaladas de la zona, por lo que mandan a Joaquín a estudiar y formarse a Valencia donde fue educado en diversas disciplinas y estudiando Derecho en la Universidad de Valencia. Es en 1841, cuando Joaquin tenía 25 años, realiza el diseño y el proyecto del Jardín con su amigo el pintor Antonio Cabrera. Tardarán 10 años en su realización.


Una pérgola muy romántica nos acerca a la Alberca

En el Jardín podemos hacer un recorrido por un espacio lleno de armonía y belleza donde apreciar un conjunto de fuentes, estanque, surtidores, canales, jardineras, pajarera, parterres, bosque ornamental, invernadero, esculturas, gruta y hasta un laberinto. Podemos apreciar una gran variedad de especies vegetales y arbóreas como el cedro del Líbano, pinos pinsapo, tejos, madroños, castaños, acebos, magnolias, etc... todo acompañado de una cantidad de detalles ornamentales que rodean a la casa principal, donde habitaba el dueño.

La entrada al Jardín de Santos se encuentra en un camino apartado del pueblo que bordea un pequeño barranco. El sendero de entrada es una encantador camino de unos 800 mts. flanqueado por una hilera de cipreses que nos acompañan hasta la entrada de la finca.


El camino de cipreses que nos lleva a la entrada.

La Fuente del Estanque

El edificio restaurado donde se ubica el pequeño museo y el invernadero.


Vista aérea del Jardín de Santos

Los cipreses del laberinto rodeando a un gran Cedro en el centro.

En un lateral de la casa se encuentra una de las estrellas de la visita, un laberinto de cipreses con un gran Cedro central, casi centenario, como eje de todo el recorrido. 

El Laberinto, aparte de toda la simbologia que tiene en la mitología y en todas las culturas y los estudios, tiene un enorme atractivo para todos los visitantes y sobre todo para los niños que juegan a perderse y encontrarse en un espacio natural y a cielo abierto.


El laberinto visto desde la casa

Una pequeña gruta con estalagmitas y estalagtitas  donde esconderse

Os dejo enlaces para curiosear:
http://www.alicantevivo.org/2007/11/el-jardn-de-santos-y-su-creador-don.html
http://rutasazulesalicante.es/ruta-6-rios-amadorio-sella-y-penaguila/
http://lacantimploraverde.es/jardin-de-santos-penaguila-parte-2-de-3-influencias-y-descripcion-del-jardin/

Parte del Invernadero donde se cultivan también orquídeas
En el edificio también se conserva un semillero

Mapa de situación de Penaguila

La entrada por carretera al pueblo de Penàguila




Uno de los momentos más bonitos para visitar el pueblo de Penàguila es en los días próximos al solsticio de invierno, en la semana del 13 al 19 de diciembre cuando se celebra la fiesta de Santa Lucía (13 dic.).

En los días próximos al solsticio de invierno se produce la Alienación Solar de Santa Llúçia que es cuando a la puesta del sol pasa la luz justo por el Arco o Puente de Santa Llúçia iluminando parte del pueblo.















La tradición cuenta que la luz que pasaba por el Arco favorecía la fertilidad de las mujeres que deseaban concebir, y se ha mantenido por la tradición oral.  Esta tradición podría englobarse dentro de los antiguos ritos paganos de la fertilidad y la regeneración de la vida que en muchas culturas se han dado.

Hoy el Ayuntamiento patrocina  una feria de productos locales y es una oportunidad para disfrutar la fiesta que supone mirar al sol a través del Arco, y desde hace algunos años reparte unas gafas protectoras para la exposición a la luz.

La alineación del sol se produce entre las 15.55 y las 16 horas, así que hay que estar muy pendiente para no perdérsela.


El sol pasa por el forat de Santa LLuçia

Vista general de las montañas

Penàguila desde la carretera



La Gastronomía de la zona: los platos típicos de la zona son la Pericana, l'Olleta de blat,  Borreta,  los embutidos, etc... todos buenísimos.

"Pericana" plato típico de la zona



Nos despedimos con los maravillosos colores que nos ofrecen los atardeceres otoñales


martes, 7 de noviembre de 2017

Bermeo y el mar




Puerto viejo de Bermeo

En nuestro recorrido veraniego por el País Vasco, descubrimos y disfrutamos de unos paisajes increíbles, de unas gentes y una gastronomía  maravillosas pero sobre todo nos acercó un poco más a la historia de la vida cotidiana de pueblos que miran al mar y que han vivido principalmente de la pesca y del comercio. Nos llamó la atención como han ido recuperando la memoria de muchas de las actividades que hoy en día se han perdido.  En el Museo del Pescador de Bermeo han hecho una gran labor de recuperación para qué toda esa memoria no quede en el olvido.

Dibujo de la antigua bahía y puerto de Bermeo

La importancia estratégica y geográfica del puerto de Bermeo se puede comprobar mirando cualquier mapa, es por esta razón, que a parte de los momentos de decaimiento, luchas, incendios y desgracias de su historia como villa, es a partir del siglo XVI y XVII cuando vive una etapa de claro florecimiento debido principalmente a la importancia de la actividad pesquera y comercial con una economía predominantemente dedicada a actividades industriales relacionadas con la pesca como los salazones y los talleres de carpinteros y calafates de la construcción naval. Bermeo tiene cerca el mar pero también tiene zonas boscosas, lo cual facilita el florecimiento de la industria naval y de la construcción de barcos, también con sus talleres para la reparación.

Mapa de situación de Bermeo

Mirar al horizonte, mirar el mar, mirar el tiempo.. toda una manera de entender la vida.
El peligro del mar, los naufragios, la economía, el sustento, todo dependía de cómo había ido la pesca.

Los niños, las mujeres y los abuelos, siempre esperando, mirando el mar

Mirar al horizonte, buscar la pesca, vivir del mar es una constante.
"Han Datoz" significa en euskera "allí vienen"
Monumento en honor a los pescadores vascos y sus familias que refleja el miedo y la inquietud del que espera.

Por las calles del casco antiguo

Escudo heráldico de Bermeo.
Nos indica la importancia de la pesca de la Ballena
Esta actividad se mantuvo desde el S.XI hasta el S.XV aproximadamente

En la zona alta del pueblo de Bermeo se encuentra la "Tala", una atalaya desde donde se domina toda la costa,  de un cabo a otro, todo el territorio que conforma una gran bahía natural donde refugiarse y poder atraer a los grandes cetáceos para la pesca. Los pescadores vascos fueron unos de los primeros en cazar ballenas para su comercialización.

Pues justo en la zona alta, hay un gran parque donde han realizado una propuesta cultural muy interesante y original. Han realizado todo un gran mural de arte gráfico dividido en paneles pintados en cada parte del muro donde representan la vida de los pescadores y la actividad de la caza de ballenas, una de las actividades pesqueras que más marcará la vida de los pescadores vascos desde el siglo X hasta más o menos el siglo XVII.

Hoy en día, con el cambio de las mentalidades, resulta impactante contemplar esas escenas y no revolverse contra esa práctica, que consiguió extinguir sobre el siglo XVII a la gran mayoría de ballenas "Eubalaena glacialis", una especie que habita en el Atlántico Norte y que también es conocida como Ballena Franca o Ballena de los Vascos.

En la actualidad, la Ballena Franca, se encuentra entre las especies más amenazadas en el mundo por el peligro de extinción y están protegidas por la Ley de Protección de Mamíferos Marinos y la Ley de Especies en Peligro de Extinción.

Os dejo un recorrido fotográfico por los episodios que nos relatan los artistas en el mural de la "Tala" de Bermeo. Mirando desde el parque de la atalaya las imágenes de los cazadores de ballenas me recorrió un escalofrío, pensé en la dureza de la vida frente al mar, pensé en lo cambios producidos por las matanzas indiscriminadas y también pensé en mi abuelo, pescador de otros mares, de otra época.

En la parte alta del puerto se encuentra la antigua atalaya "TALA"
desde donde controlaban el horizonte, la mar, el tiempo y el paso
de las Ballenas.

Murales en la zona alta de la TALA que relatan de forma gráfica los últimos pescadores de Ballenas de Bermeo.

Las Ballenas una vez cazadas las arrastraban hacia el puerto para poder vararlas en la arena y hacer el despiece

Frente al puerto, una de las Ballenas se encuentra rodeada por varios barcos de balleneros.

Esperando el momento de acorralar a la Ballena y arrastrarla hacia el puerto

La faluchas de madera con los arponeros cazando Ballenas 

Toda una variedad de aparejos para la pesca

Las mujeres de Bermeo ejercían labores de rederas, trabajaban el campo, vendían y salaban pescado, trabajaban
en casi todos los ámbitos, llegando incluso a ejercer el poder municipal por las prolongadas ausencias de los
pescadores en las largas travesías en busca de la pescas y de las ballenas.

Imagen de pescadores en la actualidad

El Casino de Bermeo
Edificado en 1894 y en 1983 sufrió un derrumbe a consecuencia de unas inundaciones pero fue reconstruido
Marmitako de Bonito
El plato típico de la zona de Bermeo que nos sirvieron
en el Casino de Bermeo.
Lubina a la espalda

Salón-Comedor del Casino, con las vidrieras mirando al puerto

Momento relax

Me despido de Bermeo al atardecer, desde la zona de la Atalaya, con un vermut y una mirada a su bahía.

Os dejo unos vídeos muy interesantes, por si os apetece saber más y curiosear, sobre la importancia que tuvo la pesca de la ballena para la economía del País Vasco durante el siglo XVI y la huella que dejaron en un mundo más globalizado de lo que creemos. 





http://www.rtve.es/alacarta/videos/los-balleneros-del-norte/balleneros-del-norte-territorio-leyenda/3271707/
https://turismovasco.com/bizkaia/que-ver-bizkaia/museo-del-pescador-bermeo/
http://www.urdaibai.org/es/arkitektura/talaiak.php

viernes, 20 de octubre de 2017

Las ovejas vuelven a pasar por la Universidad


Ayer, 19/10/2017, vivimos una experiencia emocionante y muy bonita al poder presenciar el paso de un rebaño de ovejas por la antigua Cañada Real, recuperando uno de los muchos pasos del ganado en su recorrido hacia otros zonas de pastoreo. El pasado y el futuro, con las imágenes de las ovejas al lado de los estudiantes y escolares de un colegio público, se fundieron en una experiencia lúdica, natural y muy enriquecedora.

En el X aniversario de la señalización de la "Cañada Real" que pasa por la Universidad de Alicante, se celebraron unas Jornadas en la Universidad a las que asistí, para poner en valor el "Pasado, presente y futuro de las Vías Pecuarias, la Trashumancia y el Pastoreo" aprovechando para hacer también un homenaje al poeta y pastor Miguel Hernández en el 75 aniversario de la muerte del poeta.

"La importancia del comercio de la lana obligó a definir los límites y trazados de las distintas rutas, articulándose un conjunto de Cañadas Reales, de gran amplitud y recorrido. Estas vías pecuarias contaban con servicios como abrevaderos, majadas y descansaderos necesarios en los larguísimos desplazamientos de las reses desde los agostaderos del norte peninsular hasta los invernaderos situados al sur del país. Pero hoy, conducir un rebaño por la Cañada Real que atraviesa San Vicent del Raspeig y conecta con las serranías de Albarracín supone una misión imposible. El avance de la construcción o las propias autovías han puesto serios obstáculos a los pocos mayorales que podrían atreverse."

El valioso patrimonio natural y cultural que conforman la red nacional de vías pecuarias, por su singularidad y tamaño, es único en Europa y está desapareciendo por el avance de las urbanizaciones y de la construcción de campos de golf aprovechando las infraestructuras de estas vías verdes.

La puesta en valor de nuestro patrimonio natural y cultural es necesario reivindicarlo, recuperarlo y trabajarlo, porque a largo plazo seguramente también podría ser rentable. La búsqueda del equilibrio entre la sostenibilidad y el avance de nuestra sociedad debe de ser una meta a conseguir.

"La actividad ganadera trashumante ha ido trascendentalmente unida al devenir histórico de la Humanidad, influyendo decisivamente en la vida y cultura de sus pueblos". 
R. Martín Mateo

La expectación en el Campus fue enorme, los estudiantes y los escolares de un colegio público contemplaron
el paso del pastor con su rebaño por el antiguo camino real hacia otras tierras.

Un rebaño de 30 ovejas acompañados del pastor, su perro Curro y dos ayudantes mostraron muy amablemente
a todos los curiosos las labores del pastoreo.
Foto de la noticia en el diario "Información" donde aparecemos mi hija y yo acompañando al rebaño

Las mamás con sus crías eran todo un amor

Las crías hicieron de las suyas subiéndose a las rocas

Mapa del trazado de la red principal de vías pecuarias y de
la trashumancia en la Península Ibérica




Mapa de Campus de la UA con la señalización del camino de la "Cañada Real"
La Cañada Real son caminos que se trazaron por los ganaderos para el traslado de sus rebaños
 hacia los pastos de verano o de invierno y viceversa. El camino señalizado es una de estas cañadas que
cruzaba el campus desde el Maigmó hasta el Barranco de las Ovejas.


Las ovejas sabían el camino, aunque el pastor las fue orientando para que no se perdieran por las aulas.


Las zonas verdes y el césped fueron la alegría de las ovejas